Reportajes

…Sergio, ávido de venganza futbolística, deseó que España les endosase un rotundo 5-0. Ya sabemos todos cómo terminó la cosa, él me prometió enfundarse la roja en sus conciertos en Holanda. No tengo constancia de que lo haya hecho, pero ya sé qué lanzarle en su próximo concierto.

Os Mutantes encabezaron el movimiento tropicalista brasileño a finales de los años sesenta. Puede que ellos no os suenen, quizás sí algunos de los artistas con los que lanzaron su disco manifiesto Tropicalia ou panis et circensisCaetano Veloso, Gilberto Gil, Tom Zé… Eran tiempos revueltos en Brasil bajo la dictadura militar y éstos eran los jóvenes artistas provocadores.

A lo largo de 40 años después, que su carrera no fue muy larga, han sido admirados por otros artistas de renombre como Beck o Kurt Cobain. Dice la leyenda urbana que el famoso mártir del rock le mandó una carta de admiración a Arnaldo; bajista, teclista y cantante de Os Mutantes, apodado el Syd Barret de los trópicos por su desafortunada trayectoria con el LSD. Se tiró por la ventana del tercer piso del ala de psiquiatría del hospital en que estaba internado y se fracturó la base del cráneo, saliendo milagrosamente del coma. Entonces vivió en el campo dedicado a la pintura abstracta y a escribir. Su hermano Sergio se instaló en Estados Unidos y grabó discos para sellos ingleses con gente como Phil ManzaneraRita Lee, tercer miembro original en cuestión, ya había abandonado Os Mutantes en 1972 para iniciar una carrera en solitario y nunca se ha vuelto a reunir con el grupo.

Con tendencias cada vez más hacia el rock progresivo Sergio había mantenido la banda hasta 1978. Pero es en 2006 cuando se da una reunión entre los dos hermanos, el percusionista Dinho Leme y el bajista Liminha (Jardim ElétricoMutantes e Seus Cometas…) junto a la cantante Zelia Duncan. Cautivan a la caprichosa crítica inglesa con un concierto que repasa sus clásicos (Baby, El Justiciero…) con motivo de una exposición sobre el movimiento Tropicália en el Barbican Arts Centre de Londres. Siguen conciertos en Nueva York, Los Ángeles (como teloneros de The Flaming Lips), San Francisco, Seattle, Denver, Chicago y Miami. Se animan y en 2009 publican Haih… or amortecedor, un disco en estudio con material nuevo, en el que no están ya ni Arnaldo ni Liminha, sólo Sergio y Dinho, y con Bia Mendes como cantante. Tom Zé colabora en temas como Baghdad bluesSamba do Fidel.

Y llegan a Cartagena

Y el pasado julio desembarcan en el exquisito festival La Mar de Músicas de la vieja ciudad. Allí tuve ocasión de conocer brevemente a Sergio. De hecho, mientras le hacían una entrevista para Miradas 2, su mujer me confió la llave de su habitación. Creo que más por confusión que por otra cosa, pero tuve que despejar rápidamente la morbosa tentación de curiosear en la habitación de una estrella del rock. No se te presenta esa ocasión todos los días…

Habló de la tristeza por el estado de salud de su hermano, de que seguiría tocando Rock & Roll y de lo bonita que era Cartagena. No le falta razón, pero es que además lo decía todo con una sonrisa de oreja a oreja constante y los ojos brillantes latentes de emoción. ¿Qué les darán a estos brasileños?

Comienza el concierto. Mina e minha es su tercera canción. Se mantienen fieles a sus raíces sesenteras, tranquilitos tras el petardazo que había dado Salif Keita (músico de Malí albino y ciego) con decenas de personas del público danzando sobre el escenario junto a la banda. Un momento de éxtasis colectivo.

Cuando Os Mutantes se animaban Jefferson Airplane o los primeros Deep Purple venían a la mente. Los coros a 5 voces eran delicados y constantes, una marca de la casa. También los Beatles, While my guitar gently weeps se coló por ahí. Baby, que es un tema de Caetano Veloso. Bat Macumba que despertó a los bailarines en stand by desde que había terminado Salif Keita. Pero fue sólo un destello, Os Mutantes se perdían en espectros psicodélicos que dejaban algo desconcertado a ese público particular de La Mar de Músicas que estaba sediento de ritmo. Si es que son mutantes…No podía faltar Panis et circensis que la tocaron casi al final.

– Aquí podéis ver un fragmento de su actuación: http://www.rtve.es/mediateca/videos/20100726/mar-musicas-2010-mutantes-concierto/837687.shtml

Una última cosa, la derrota de Brasil contra Holanda en el Mundial estaba reciente y Sergio, ávido de venganza futbolística, deseó que España les endosase un rotundo 5-0. Ya sabemos todos cómo terminó la cosa, él me prometió enfundarse la roja en sus conciertos en Holanda. No tengo constancia de que lo haya hecho, pero ya sé qué lanzarle en su próximo concierto.

Juerga balkatalana

Esos bailarines estaban en stand by porque faltaba por llegar la juerga balkatalana. Tres pinchadiscos, dos videojockeys y un bailarín animador, en conjunto unos tíos flipados con el viaje Cataluña-Balcanes, ida y vuelta. Las imágenes del viaje van apareciendo en las pantallas al tiempo que suenan temas bailables: world music o el conocido Muchachito Bombo Infierno.Fiesta balcánica que sabe cautivar la calenturienta sangre española. No faltan los elementos catalanes, aunque sean comprados en Cartagena, como su bonito burro. Balkatalan Experience ofrece su bebida tradicional a la gente de Cartagena y éstos les responden con su entrega frente al escenario. A riesgo de ser confundido con un balkatalan, yo ya llevo su pegatina en el coche.

Balkatalans

Balkatalans cochemutantes